Imagen

A continuación desmenuzaremos a manera de análisis los posibles factores por el cuál Holanda goleó por 5-1 a España en el debut de ambos países en el Grupo B del Mundial Brasil 2014.

REVANCHA DE SUDÁFRICA 2010

Hace cuatro años, en la final del mundial, España era un equipo donde la mayoría de sus jugadores llegaron con una edad precisa y madura en el fútbol, con un concepto de juego del Barcelona que todos admiraban y que se veía plasmado en el cuadro ibérico. Mientras que Holanda, era una selección con experiencia, con corazón y garra, pero más joven, y que quizás miraban a España con respeto.

En la actualidad, y tras la goleada, España cuenta casi con los mismos jugadores, con cuatro años más que en el fútbol pesa, pasan factura, y se vio sobre todo en la velocidad que impuso la selección de Holanda. Los de la ‘Naranja Mecánina’ por consiguiente llega con sus jugadores en esa madurez de fútbol, con sus referentes brillando en sus clubes, como el caso de Robben, y de Van Persie, que la rompe cuando está con la camiseta de su selección.

Caso aparte, de todas maneras está la revancha de fútbol, vengar las lágrimas del segundo puesto sufrido en el mundial pasado.

EL 2-0 PERDIDO POR SILVA Y EL EMPATE DE VAN PERSIE

Los cánones del fútbol dicen que en el fútbol no hay lógica, y que se debe jugar y pelear el balón hasta que el árbitro pite el final del partido.

Los primeros 15 minutos, el dominio del partido era español, incluso España se adelantó en el marcador con un gol de penal por parte de Xabi Alonso. Minutos más tarde, un pase espléndido de Iniesta, que hizo asombrar al mundo entero, dejaba a David Silva solo ante el arquero holandés, y mientras muchos celebraban el segundo gol de España tras picarla, se tuvieron que sentar ahogando el grito, y ver como la pelota salía del terreno sin fortuna, solo faltaban minutos para que finalice el primer tiempo.

Un ataque por izquierda de Blind, hizo que este mandara un centro de esos que deberían pasar en cámara lenta, para dejar solo a Robbie Van Persie, que al ver a Iker Casillas salido, solo se estiró-cual paloma- y cabeceó, cambiando el rumbo del balón, dejando a Casillas girando la cabeza como si buscara un arcoíris, y a celebrar, lo que hasta el momento es el mejor gol del mundial. Un empuje anímico para lo que era el entretiempo.