Hachiko y Parker Wilson (Richard Gere)

Hachiko (Forest) y Parker Wilson (Richard Gere)

En noviembre de 2009 se estrenó en nuestros cinesSiempre a tu lado, Hachiko (2009, Lasse Hallström), un remake de la película japonesa Hachikô monogatari (1987, Seijirô Kôyama). Las dos películas basan su metraje en la historia real de Hachikô, unperro de raza Akita Japonés que asombró a todos por la gran fidelidad que profesó hacia su dueño.

El Hachikô real nació en Noviembre de 1923 en la prefectura de Odate, al norte de Japón, y, a los 2 meses, fue adoptado por el profesor de la Universidad de Tokio, Eisaburo Ueno. Dueño y perro se llevaban de maravilla, uno era un dueño amable y bondadoso y el otro un perro muy obediente y fiel.

Eisaburo vivía en el barrio de Shibuya y cada día tenía que viajar en tren para ir a trabajar. De camino a la estación, Hachikô siempre lo acompañaba y cuando llegaban a la estación, el Akita se esperaba hasta que Eisaburo cogía el tren.

Más adelante, Hachikô se acostumbró a sentarse en la pequeña plaza de la estación de Shibuya y esperaba allí a que su dueño volviera. De este modo, pronto, la historia de Eisaburo y Hachikô se extendió por toda la zona con mucha facilidad.

Pero la tarde del 21 de mayo de 1925 el profesor, repentinamente, sufrió un ataque cardíaco en la universidad y falleció antes de poder regresar a casa. Mientras, en Shibuya, Hachikô seguía esperando en la plaza de la estación.

Hachikô

Hachikô

Muy pronto las noticias sobre la muerte del profesor llegaron a Shibuya. Inmediatamente, muchas personas pensaron en Hachikô y fueron a la plaza para intentar convencer alperro de que volviera a su hogar, como si él pudiera comprenderlos.

A la mañana siguiente Hachikô seguía enfrente de la estación, esperando a que su dueño regresara. Aguardó todo el día en vano. Al día siguiente estaba allí nuevamente y así sucedía día tras día. Los días se volvieron semanas, las semanas meses, los meses años y aún así,Hachikô volvía cada mañana a la estación y se quedaba esperando. No tenía en cuenta las condiciones climáticas, la lluvia, el sol, el viento o la nieve no impidieron que el perro siguiese fiel a su dueño.

La lealtad demostrada por Hachikô tuvo un extraordinario efecto entre los japoneses de Shibuya. El Akita se transformó en un héroe.

En abril de 1934 los habitantes de Shibuya contrataron a Teru (Shou) Ando, un famoso escultor japonés, para que realizara una estatua en honor a Hachikô. El escultor estuvo encantado de realizar ese trabajo y la estatua de bronce fue colocada enfrente de la estación, donde solía esperar Hachikô.

Casi un año más tarde, el 7 de marzo de 1935, Hachikô falleció al pie de su propia estatua debido a su edad, pero eso no impidió que su historia se hiciera famosa por todo Japón.

Durante la guerra todas las estatuas fueron fundidas para la elaboración de armamento, la de Hachikô no escapó de esa suerte y lamentablemente el escultor fue asesinado. Pero los pobladores de Shibuya continuaban recordando a Hachikô y su mensaje de lealtad. Así fue como decidieron formar una Sociedad para el reemplazo de la estatua deHachikô, y dicha sociedad contrató al hijo de Teru Ando, Takeshi Ando, quién también era un excelente escultor, para esculpir de nuevo la estatua.

Hoy en día, la estatua de Hachikô permanece en el medio de la plaza enfrente de la estación Shibuya y, el 8 de abril de cada año, en la misma plaza, se conmemora a Hachikô.

Los restos de Hachikô descansan junto a los de su dueño, en una esquina de la sepultura en el Cementerio de Aoyama, Tokio.

En Siempre a tu lado, Hachiko, Parker Wilson (Richard Gere), es un profesor de universidad, que un día al bajar del tren ve un perro sentado en frente suyo. Él cree que el perro se ha perdido y decide llevarlo a su casa, con la intención de buscar al dueño al día siguiente. Al no encontrar al responsable del animal, decide quedárselo y llamarlo Hachikô. Con el paso de los años, crece una increíble amistad entre los dos, que durará hasta el final de sus días.