A una hacienda mexicana vuelve tras diez años de ausencia Rosario, ‘La Niña Chayo’ sobrina del hacendado. La recibe Margarito (Cantinflas), un peón de la hacienda que se siente atraído inmediatamente por ella. Luego, la ‘Niña Chayo’ es rescatada de un caballo desbocado por el Siete Machos, un bandolero al estilo de Robin Hood que reparte lo robado entre los pobres, y es sin saberlo hermano gemelo de Margarito. La confusión entre Margarito y el Siete Machos genera la mayoría de las situaciones cómicas de la película.