Walt Disney Animation Studios vuelve al Bosque de los Cien Acres con “Winnie the Pooh”. Hacía más de 35 años que Disney no llevaba a la gran pantalla una aventura animada de Pooh. Esta película es totalmente nueva pero sigue teniendo el encanto intemporal, el ingenio y la originalidad de los primeros cortos. El “Osito de Poco Cerebro” vuelve a reunir al público así como a sus amigos Tigger, Rabbit, Piglet, Kanga, Rito y por último Igor, que ha perdido la cola.
“Toda la historia se desarrolla en un solo día”, dice el directo Don Hall. “La vida continúa en el Bosque de los Cien Acres. Pooh se despierta con un hambre de lobo y se da cuenta que no tiene miel. Así que decide salir a buscar su alimento favorito, pero empiezan a ocurrirle todo tipo de cosas y sus planes se van al traste. Y el primer problema es buscar una nueva cola para Igor”.
Después Pooh encuentra una nota de Christopher Robin que dice: “He salido. Tenía cosas que hacer. Vuelvo enseguida”. Pero Búho interpreta mal la nota y afirma que una criatura llamada “Backson” ha secuestrado al chico. Así que toda la pandilla se pone en marcha para rescatar a Christopher Robin de las garras de un delincuente imaginario. El día se le complica mucho a este osito que sólo había salido a buscar un poco de miel.
“Nuestra intención es hacer siempre una película para todas las generaciones. Una película que guste a los niños, que entretenga a sus hermanos adolescentes y que haga reír de buena gana a los padres, dice John Lasseter, productor ejecutivo. “Las personalidades de los personajes de A.A. Milney están perfectamente dibujadas y su sencillez les hace tremendamente elegantes. Nos parecieron increíblemente divertidos incluso antes de hacer un primer esbozo de la historia. Son personajes con los que hemos crecido todos, personajes que queremos que conozcan los más pequeños de la casa y que vuelvan a descubrirlos todas las personas que queremos”.
El cómico John Cleese (“Shrek Forever After” [Shrek, felices para siempre], “A Fish Called Wanda” [Un pez llamado Wanda]) es el narrador de “Winnie the Pooh”. El reparto de voces en inglés cuenta con algunos de los actores favoritos que ya habían prestado anteriormente su voz a los personajes: Jim Cummings (“Gnomeo & Juliet” [Gnomeo y Julieta], “The Princess and the Frog” [Tiana y el sapo], “Shrek”) presta su voz a Winnie the Pooh y a Tigger, y Travis Oates (“My Friends Tigger & Pooh”, “Tigger & Pooh and a Musical Too”) es la voz de Piglet. El reparto también incluye a los nuevos amigos de Pooh como Bud Luckey (“Toy Story 3”) en la voz de Ígor, Craig Ferguson (“The Late Late Show with Craig Ferguson”) que presta su voz a Búho, Tom Kenny (“SpongeBob SquarePants” [Bob Esponja]) en la voz de Rabbit, Kristen Anderson-Lopez (serie de televisión “The Wonder Pets” [Mascotas maravilla], “In Transit” obra del Off Broadway) en la voz de Kanga, Wyatt Hall que presta su voz a Roo y Jack Boulter que es la voz de Christopher Robin.
La película está dirigida por Stephen Anderson (director de “Meet the Robinsons” [Descubriendo a los Robinson]) y Don Hall (responsable de historia en “The Princess and the Frog” [Tiana y el sapo], “Meet the Robinsons” [Descubriendo a los Robinson]); Peter Del Vecho (“The Princess and the Frog” [Tiana y el sapo]) es el productor. John Lasseter es el productor ejecutivo de “Winnie the Pooh”. Kristen Anderson-Lopez (“In Transit”) y Robert Lopez (“Avenue Q” en Broadway) se encargan de las canciones originales; la banda sonora original es de Henry Jackman (“Kick-Ass” [Kick-Ass: Listo para machacar], “Monsters vs. Aliens” [Monstruos contra alienígenas]). La actriz/músico/cantante/compositora Zooey Deschanel (banda de Indie folk de “She & Him”) es la voz que canta el tema del adorable “Winnie the Pooh”, así como otras canciones de la película, incluyendo la canción de los créditos finales, “So Long”, escrita por ella.
“Winnie the Pooh” se inspira en los tres cuentos de A.A. Milne. Este clásico de Disney, cuyos dibujos están realizados a mano, “Winnie the Pooh” llega a los cines de Europa y Latinoamérica en la primavera del 2011. En Estados Unidos se estrena el 15 de julio de 2011.
“El aspecto de esta película está directamente inspirando en los libros de Milne”, dice Lasseter. “Tiene ese estilo clásico de la acuarela y del dibujo hecho a mano que había desaparecido de la mayoría de las películas animadas. Estos personajes surgen de las páginas de los libros. Es una historia clásica de Pooh en su máxima expresión”.
REGRESO A LAS RAÍCES
Los realizadores se adueñan de estos personajes intemporales
Cuando John Lasseter, consejero delegado creativo de Walt Disney y Pixar Animation Studios se reunió con los directores Don Hall y Stephen Anderson para volver a llevar a Pooh a la gran pantalla, los realizadores aceptaron enseguida la propuesta. “Nos pareció una gran oportunidad para revisitar esos entrañables personajes y jugar con ellos, jugar en su mundo y llevarlos al público actual”, dice Anderson, que es un fan de toda la vida de los libros y de la música. De hecho, su madre le tocaba música de Pooh desde siempre.
Hacía 35 años que la pandilla del Bosque de los Cien Acres no había puesto los pies en Walt Disney Animation Studios (las últimas películas habían salido directamente en DVD o realizadas por otros estudios), así que para Lasseter y los directores era importante volver a llevar a estos personajes a la gran pantalla pero de una forma muy especial. “Nuestra misión era que Winnie the Pooh llegara a un público lo más amplio posible: niños pequeños, niños un poco mayores, adolescentes, veinteañeros y otros aún más mayores”, dice Hall. “Queríamos que regresara a sus raíces”.
Y para hacerse una idea sobre el escenario en el que iba a desarrollarse la historia, los realizadores visitaron Ashdown Forest en East Sussex, Inglaterra, donde A.A. Milne escribió los libros de Pooh y donde el auténtico Christopher Robin pasaba sus vacaciones de verano. Visitaron varios museos de Londres para ver los dibujos originales de E.H. Sheperd, y organizaron pases de las películas antiguas para el reparto, el equipo técnico y sus familias. Todos se rieron, con independencia de su edad, así que eso fue una buena señal para el equipo.
“Todos nos enamoramos de los cortometrajes que hizo Walt a finales de los años 60”, dice Hall, que no estaba tan familiarizado con los personajes al principio del rodaje. Pero ahora se ha convertido en un auténtico fan. “Vimos varias veces las películas antiguas y después volvimos al texto original de A.A. Milne. Leímos los dos libros e intentamos extraer historias que no se habían explorado demasiado en las películas”.
Después, el equipo se centró en su arma secreta: Burny Mattinson. “Soy el hombre que crea la historia”, dice el veterano animador de Disney. Mattinson es uno de los pocos artistas de Disney que puede afirmar que ha trabajado con Walt Disney y más de 50 años después sigue en Walt Disney Animation Studios.
“Tuvimos la suerte de poder contar con Burny, uno de los mejores narradores de historias de todos los tiempos, para que dirigiera el desarrollo de la historia”, dice John Lasseter, productor ejecutivo. “Se nota que se lo pasaron bomba visualizando y contando esas historias”.
Hall añade: “No hay nadie mejor para transmitir el espíritu, el encanto de un clásico de Disney. Le llamamos el gurú Pooh porque ha sido nuestro referente durante todo el proceso”.
Mattinson empezó en la sala de distribución de correo de Disney en 1953. Tenía 18 años, pero eso no le impidió ascender rápidamente. A los seis meses, Mattinson estaba trabajando como intercalador de “Lady and the Tramp” (La Dama y el Vagabundo) (1955). Diez años después conoció a Winnie the Pooh. “Empecé a trabajar en ‘Winnie the Pooh and the Honey Tree’ (Winnie the Pooh y el árbol de la miel) en 1964, dice Mattinson. “En aquella época era ayudante de Eric Larson. Era uno de los Nueve Ancianos”.
La película, dice Mattinson, empezó como un largometraje, pero Walt Disney decidió estrenar una versión abreviada en forma de cortometraje. “El primer cortometraje funcionó muy bien”, dice Mattison. “Así que Walt dijo que teníamos que hacer un segundo”. Y así fue como nació ‘Winnie the Pooh and the Blustery Day’ que funcionó aún mejor y ganó un Premio de la Academia®”.
Según Mattison, Winnie the Pooh, las películas y el merchardising que le siguió, se convirtieron en un éxito gigantesco. El Estudió creó un tercer cortometraje llamado “Winnie the Pooh and Tigger Too” (Winnie The Pooh… ¡y Tigger también!) en el que Mattison fue animador principal. Los cortometrajes se reunieron después en un largometraje de 1977 titulado “The Many Adventures of Winnie the Pooh” (Las aventuras de Winnie the Pooh).
Ahora, más de treinta años después, Walt Disney Animation Studios vuelve a traernos al “oso con un cerebro muy pequeño”. “No sólo hemos vuelto a las raíces literarias, es decir a los libros de A.A. Milne”, dice el productor Peter Del Vecho, “sino también a las raíces de Disney. De hecho llevábamos 35 años sin animar esos personajes dentro de las paredes de los Estudios de Animación Walt Disney.
Del Vecho añade: “Nos dimos cuenta que las primeras películas tenían un encanto especial y que a nuestras películas más recientes le faltaban ciertos elementos. Por ejemplo, había mucha interacción entre los personajes y el texto del libro, así que siempre sabías que eran personajes salidos de un libro. Decidimos recuperar esa interacción”.
La interacción con el texto de los libros y también la interacción del personaje con el narrador John Cleese, logra romper la cuarta pared, acercar mucho más los personajes al público, un aspecto que gustó a los realizadores. Además, utilizaron un estilo artístico que se parecía al de las primeras películas.
Del Vecho dice: “Nos aseguramos que la película diera esa sensación de acuarela que tienen las originales. Y todos los dibujos se realizaron a mano. De hecho se pueden ver las líneas en los fondos terminados, y también el papel blanco El lápiz, el papel y la acuarela se funden para transmitir la esencia de las películas clásicas”.
Los realizadores también recuperaron la primera secuencia de acción real que se desarrolla en el dormitorio de Christopher Robin. Del Vecho afirma: “Es importante porque gracias a esa secuencia de apertura en la habitación de Christopher Robin queda claro que se trata de animales de peluche y que sólo cobran vida a través de la imaginación de un niño”.
Encontraron fotos de la habitación real de Christopher y la diseñaron lo más parecida posible. Por supuesto, para rodar la escena de acción real los realizadores iban a necesitar los animales de peluche. Afortunadamente Burny Mattinson tenía una copia de Pooh. “Woolie” Reitherman, el director de los cortometrajes clásicos y del largometraje posterior, le pidió a un miembro del equipo de tinta y pintura que construyera muñecos para la secuencia de apertura. Mattinson, que no lo sabía, le pidió lo mismo a su mujer. “Se puso inmediatamente a hacerlo”, dice Mattinson, “le mostré a Woolie el pequeño Pooh y le pareció precioso”.
Pero era demasiado tarde. La escena de apertura ya se había rodado con los otros juguetes. Pero el director se enamoró de la creación de la Sra. Mattinson. “Le dijo: ‘si no le importa me lo voy a quedar unos días en mi habitación’, dice Mattinson. “Y no se lo devolvió”.
Al final Reitherman le devolvió el muñeco al veterano animador que todavía lo conserva. “Me la llevé a casa y se lo di a mis hijos, y después a mis nietos. Pasó cierto tiempo en un desván polvoriento”, dice Mattinson. “No tiene las articulaciones en muy buen estado pero sigue de una pieza”.
De hecho, el Pooh hecho en casa hizo su primera aparición en la gran pantalla en la secuencia de apertura de acción real de “Winnie the Pooh”. “Cuando decidimos hacer esta película y rehacer la secuencia de apertura, se lo traje a los directores y les gustó muchísimo”.
MEJORANDO UN CLÁSICO
Los realizadores buscan la forma de mejorar los entrañables personajes
Los realizadores se enfrentaron a un verdadero desafío ya que iban a hacer una película en la que los personajes son conocidos en todo el mundo. El director Stephen Anderson dice: “Es interesante comparar el proceso de crear un mundo desde cero a sumergirte en un mundo que ya existe. No tienes que enfrentarte a una página en blanco con todas esas preguntas sin responder y darte cabezazos contra la pared intentando imaginar algo. Pero en este caso hemos cogido personajes muy queridos del público desde hace muchos años. Así que no quieres defraudarles sino encontrar la forma de aportar algo de nosotros mismos a la película”.
Según los directores, el truco está en mantener las cualidades de esos clásicos que tanto les gustan, pero añadiendo toques contemporáneos que resultan más divertidos para el público de hoy. “El mundo que creó Milne es un mundo intemporal y queríamos mantener ese espíritu”, dice el director Don Hall. “No queríamos que los personajes tuvieran artilugios modernos. Queríamos que siguieran siendo intemporales. Pero lo que sí podíamos hacer era actualizar el sentido del humor”.
Algunos personajes -Tigger y Pooh- conservan su personalidad, dice Hall, mientras que otros han cambiando un poco. “Rabbit era un poquito pesado, muy ordenado, muy puntilloso y a veces resultaba antipático”, dice el director. “Es un tipo gruñón, necesita hacer ese papel en el grupo. Pero se nos ocurrió hacerlo un poco más amable y con algo más de humor”.
Y en palabras de Hall: “Búho es irresistible. Es tremendamente divertido. Búho solía ser muy fanfarrón, un poco fantasma, pero ahora es un verdadero chiflado. Está totalmente loco, en el mejor sentido de la palabra”.
Y la palabra loco puede ser la más acertada a la hora de referirse al humor de la pandilla del Bosque de los Cien Acres, según los realizadores. De hecho, el productor ejecutivo John Lasseter comparó los personajes de “Winnie the Pooh” con los de “One Flew Over the Cuckoo’s Nest” (Alguien voló sobre el nido del cuco).
Y según el creador de la historia Burny Mattinson, les abrió un montón de puertas. “Nos permitió pensar en estos personajes de forma totalmente distinta. Tienen un sentido del humor muy simple pero a la vez muy descabellado”.
Los realizadores afirman que el objetivo era sorprender al público, pero sin asustarle. “Puede que tengan una idea preconcebida sobre Winnie the Pooh”, dice Hall. “Queremos que todo el mundo sepa que Pooh no es una película para niños de guardería, es algo que puede llegar a todo el mundo. Se pueden divertir mucho con los personajes y en cierto sentido verse reflejados en esos personajes”.
El productor Peter Del Vecho afirma que el momento no podía ser más propicio ya que según él, “Winnie the Pooh” nos da lecciones sobre la vida que impactarán más que nunca al público de hoy. No tiene por qué ser complicado. Estos personajes lo tienen muy claro. La clave está en la fuerza de la amistad y también nos recuerda la importancia de la imaginación. Y todo el mundo puede identificarse con un personaje como mínimo”.
Anderson afirma: “Lo interesante de los amigos del Bosque de los Cien Acres es que puedes resumirlos a todos en una sola palabra: Piglet es el miedo, Búho es el ego, Rabbit es el control, Pooh es la inocencia e Igor es el pesimismo. Todos representan cualidades humanas. Pero eso son tan creíbles y también tan divertidos Los observas, te ríes y te identificas con ellos”.
QUIÉN ES QUIÉN EN “WINNIE THE POOH”
Los entrañables personajes han vuelto
“Winnie the Pooh y sus amigos del Bosque de los Cien Acres son algunos de los personajes más divertidos y entrañables de la animación de Disney”, dice John Lasseter, productor ejecutivo. “Para un grupo de fantásticos realizadores, esta nueva película ha sido una excelente oportunidad para ofrecer su visión personal sobre este material.
“Nuestros directores Don Hall y Steve Anderson pidieron prestadas unas cuantas páginas de los magníficos y galardonados cortometrajes de los años sesenta creados por Walt Disney y su equipo de legendarios animadores y narradores. Y hay que reconocer que han hecho un trabajo espectacular contando una nueva historia divertida y emocionante”, añade Lasseter. “Es una alegría tremenda volver a ver a estos personajes en la gran pantalla. Y estoy convencido de que despertará al niño que todos llevamos dentro.”
WINNIE THE POOH (voz de Jim Cummings)
Winnie the Pooh se describe a sí mismo con un “osito de poco cerebro”, pero este encantador y mullido oso tiene una filosofía muy suya y muy realista que conquista a todo el mundo. “Winnie the Pooh tiene una sabiduría muy sutil”, dice el productor Peter Del Vecho. “Se trata de disfrutar de los amigos, de la familia y la vida. Nos devuelve a un estilo de vida más sencillo y menos complicado”.
“Es un cruce entre el caballero más encantador y el niño más adorable”, añade Jim Cummings, que presta su voz a Pooh. “Creo que Pooh ve el mundo a través de sus gafas color miel”.
Pooh es un amigo leal de sus vecinos del Bosque de los Cien Acres. Siempre está dispuesto a echar una mano o más bien una zarpa… Y está deseando compartir un tarro de miel con quien se lo pida. Lo cierto es que a Winnie the Pooh siempre le apetece comer miel o lo que encuentre a mano para acallar el constante “gruñido de sus tripas”.
Y es ese “gruñido de sus tripas” lo que da lugar a la última aventura de Winnie the Pooh, cuando el osito se encuentra un montón de tarros de miel vacíos. “¡Qué pena!”, exclama Pooh que tiene que salir en busca de su comida favorita. Y a pesar de sus esfuerzos encuentra de todo menos miel.
El osito de peluche de Christopher Robin, hijo del escritor A.A. Milne sirvió de inspiración para el personaje. Milne le puso el mismo nombre que tenía un oso de verdad del Zoo de Londres. Este Winnie, donado al zoo por el oficial canadiense Harry Colebourne, se llamaba así en honor a Winnipeg, su ciudad natal.
A.A. Milne escribió por primera vez sobre Winnie the Pooh, en un artículo del periódico londinense Evening News a finales de 1925. Al año siguiente llegaron el resto de los amigos que tiene Winnie the Pooh en el Bosque de los Cien Acres.
El artista E.H. Shepard fue quien dibujó el personaje de Winnie the Pooh, y su interpretación está basada en el osito de peluche de su propio hijo.
Las entrañables características de Winnie the Pooh incluyen su pasión por la miel, su filosofía práctica de la vida y sus comentarios desprovistos de cualquier arrogancia: “Soy un osito con poco cerebro y las palabras largas me molestan”.
De la película: “Esto parece divertido”, decía Pooh. “Debo estar pensando demasiado”.
PIGLET (voz de Travis Oates)
Piglet es un animalito asustado y de voz suave cuya generosidad y humildad superan con mucho su pequeño tamaño. Sus movimientos meticulosos, su manera de retorcer las manos y su adorable tartamudeo -“qué-qué-qué-es-esto”- nos transmiten su carácter nervioso y su miedo a lo desconocido. “Lo más maravilloso de Piglet es que aunque todo le da miedo se atreve a enfrentarse al mundo para estar con sus amigos”, dice Travis Oates, que presta su voz a Piglet.
Dentro del diminuto cuerpecito de Piglet hay un gran corazón que asume grandes responsabilidades en su última aventura. ¿Hay que cavar un agujero? Piglet se pone manos a la obra. ¿Hay que quitar piedras? Piglet es tu hombre. El no se echa atrás, a pesar de que eso signifique internarse en los bosques más oscuros y enfrentarse a una aterradora criatura llamada Backson que con toda seguridad ha secuestrado a Backson. (Al menos esto es lo que dice Búho)
“Piglet es el colega de Pooh, su ayudante”, dice Bruce Smith, el supervisor de animación. “Pero en este caso, le dejan solo para que se enfrente al Backson. A Piglet nunca le habían encargado una tarea tan difícil. Tiene que hacerse mayor. Y ver a Piglet prepararse para la batalla es muy divertido”.
El Piglet original formaba parte de los juguetes de Christopher Robin y hoy está en la Biblioteca Pública de Nueva York junto con el oso de peluche original del niño, al igual que Tigger, Igor y Kanga.
Piglet es un personaje al que todo el mundo adora por ser tan leal a Winnie the Pooh.
De la película: “Ay ay ay, no hay que tener miedo”, decía Piglet. “Hay que hacer una cosa muy importante”.
TIGGER (voz de Jim Cummings)
Tigger es una criatura única y exuberante con su famosa cola elástica. Actúa por impulso y esa forma de ser tan lanzada a menudo le hace saltar sin mirar. La capacidad de rebotar de Tigger es la perfecta expresión de sus inagotables ganas de vivir, una alegría que siempre está dispuesto a compartir con sus amigos. Aunque algunos, como Rabbit, no siempre quieren compartirlo con él. A otros, como Igor, les resulta mucho más fácil apuntarse a lo que propone Tigger. “Tigger siempre está inventándose cosas que hacer”, dice Andreas Deja, el supervisor de animación de Tigger. “Intenta convencer a Igor que para encontrar al Backson, la criatura que ha secuestrado supuestamente a Christopher Robin, Igor necesita la energía de un Tigger, es decir de un tigre. Intenta convertir a Igor, ese personaje triste y traumatizado, en un Tigger repleto de energía”.
La personalidad única de Tigger también conlleva una manera muy personal de hablar. Confunde palabras e inventa otras. Tigger le dice a Igor: “¡Necesitamos Tiggerizarte!”
El personaje de Tigger surge en “The House at Pooh Corner” de A.A. Milner, en 1928.
Tigger es absolutamente especial—“y lo mejor de los Tiggers es que yo soy el único”.
Tigger es conocido por su carácter alegre, su propensión a rebotar (¡es lo que mejor saben hacer los tigres!) y sus excesos verbales: “¡TTFN—Ta-Ta-For-Now!”
De la película: “Si vas a saltar, tendrás que tomar impulso botando”, decía Tigger. “El Bosque de los Cien Acres necesita un héroe… y yo soy el único que hay.”
IGOR (voz de Bud Luckey)
Igor es el entrañable burrito triste al que todo el mundo adora. Pero Igor no se considera un triste, sólo le falta ambición.
Se sorprende y hasta cierto punto se siente decepcionado por ser uno de los protagonistas de “Winnie the Pooh”. Según el supervisor de animación Randy Haycock, “Igor tiene un papel muy significativo en esta película, más que en cualquier otra, ya que el argumento central se basa en que ha perdido su cola y todo el mundo intenta ayudarle a encontrar una nueva”.
Igor ve la vida con bastante pesimismo, pero aún así a veces tiene destellos de alegría. Los gestos amables de sus amigos y masticar cardos suelen alegrar su carácter sombrío. Pero a pesar de su actitud sombría, Igor se ha ganado el corazón de muchos. Haycock afirma: “Creo que lo que hace que Igor sea divertido es que él no sabe que es divertido”.
La voz en inglés de Igor es Bud Luckey, un veterano animador/diseñador de personajes cuyos créditos incluyen “Toy Story”, “Monsters, Inc.” (Monstruos, S.A.), “Finding Nemo” (Buscando a Nemo), y la serie de televisión “Sesame Street” (Barrio Sésamo). También dirigió el cortometraje de Pixar titulado “Boundin'”, que le valió una nominación a los Oscar®. En cierto sentido, Luckey personifica el verdadero espíritu del personaje y dice que Igor es un tipo relajado. “Es bastante indolente, pero sus amigos se ocupan de él”.
Igor es bastante pasota, pero le encanta comer cardos.
A.A. Milne le describió como un “viejo burro gris”, pero a pesar de su manera pesimista de ver la vida, es uno de los personajes más queridos por los fans de la serie.
De la película: “Podría ser peor”, dice Igor. “No estoy seguro, pero podría ser”.
BÚHO (voz de Craig Ferguson)
Todo el mundo sabe que los búhos son las criaturas más inteligentes del reino animal. Y Búho lo sabe todo, o eso es lo se cree él, aunque su si información (¡y su ortografía!) no siempre son exactas. Aunque Búho es bastante sabelotodo, también le gusta ayudar a sus amigos. Pero sus ganas de ayudarles suele acarrear problemas al Bosque de los Cien Acres, y en esta entrega de “Winnie the Pooh” no nos defraudará…
“Hay una nota en la puerta de Christopher Robin”, dice el director Don Hall. “Pooh no la entiende y se la lleva a Búho. Y Búho interpreta ‘He salido. Tenía cosas que hacer. Vuelvo enseguida’ como que una aterradora criatura llamada ‘Backson’ ha secuestrado a Christopher Robin”.
Así que todos se ponen a buscar al Backson, que sólo existe en la imaginación de Búho… y ahora en la de todo el mundo. “Búho es un de esos tipos maravillosos que no sabe decir algo tan sencillo como ‘No lo sé'”, dice Craig Ferguson, que presta su voz a Búho. “Así que se inventa cosas, improvisa para que sus amigos no se den cuenta de lo desesperado que está. Y en eso se parece muchísimo a mí”.
Búho es un personaje totalmente inventado. Winnie the Pooh, Tigger, Piglet e Igor estaban inspirados en los juguetes del hijo de A.A. Milne, mientras que Búho es fruto de la imaginación.
Búho es conocido por su sabiduría, que él se encarga de proclamar a los cuatro vientos. A pesar de que afirma tener todo tipo de conocimientos, lo cierto es que la ortografía no es uno de ellos. Búho se equivoca bastante a menudo. En todos los círculos siempre hay alguien que se parece a Búho.
De la película: “El talento artístico me viene de familia”, decía Búho. “De hecho, es algo innato”.
RABBIT (voz de Tom Kenny)
Seguramente, Rabbit es el más listo de los amigos del Bosque de los Cien Acres (al menos eso es lo que él piensa), y suele erigirse en líder del grupo. “Si tuviera que elegir un calificativo para Rabbit”, dice Tom Kenny, la voz de Bob Esponja que presta también su voz a Rabbit, “diría que es un maniático. Es muy exigente, muy organizado. Le gusta que su jardín esté de tal forma, tener su casa de tal forma, no le gustan las visitas inesperadas… la gente que se presenta de improviso a su puerta echa a perder su rutina, y a él le chifla la rutina”.
Rabbit es testarudo y se enfada a menudo, pero sus amigos saben que es más dulce que un conejito de chocolate y que siempre está dispuesto a entrar en acción.
“En realidad, es a Rabbit a quien se le ocurre el plan para atrapar al Backson y rescatar a Christopher Robin”, dice el director Stephen Anderson.
“Diseña un disparatado plan para dejar cosas desperdigadas que puedan atraer al Backson y así poder atraparle”, añade Eric Goldberg, supervisor de animación. “Rabbit es aún más estirado que en las películas originales. Hemos retomado las características que todo el mundo conoce y las hemos exagerado dándoles un toque más humorístico”.
Rabbit es otro de los personajes inspirados en los juguetes de Christopher Robin Milne, que Milne introdujo para complementar a los demás.
Rabbit es famoso por su comportamiento bastante impulsivo. Pero hay muchos fans que comparten su obsesión por el orden.
De la película: “Lo último que necesitaba es una visita de ese oso”, decía Rabbit.
KANGA (voz de Kristen Anderson-Lopez)
Kanga -la mamá de Rito- es una canguro cariñosa y protectora. Tiene las manos (y también la bolsa) llena con el pequeño Rito, pero lo lleva con amor y mucha paciencia.
Cuando Búho plantea la idea de un concurso para encontrar una nueva cola para Igor, lo primero que hacen los amigos del Bosque de los Cien Acres es discutir sobre el premio que debería darse al ganador. Rito sugiere que tiene que ser algo guay, “como un petardo”. Mamá Kanga dice: “No, por Dios, tiene que ser algo bonito, como un buen abrazo”.
Y cuando se presentan los aspirantes, Kanga ha tejido una bufanda para que “no le enfríe el trasero”.
Si Kanga fuera una persona, sería la típica madre y ama de casa perfeccionista que sabe hacer de todo.
Kristen Anderson-Lopez presta su voz a Kanga y también compone una serie de canciones originales (junto con su marido y compositor Robert Lopez).
De la película: “Tiene que ser algo bonito, como un buen abrazo”, decía Kanga.
RITO (voz de Wyatt Hall)
Rito es un joven atrevido y aventurero que quiere ir a todas partes e intentarlo todo. No importa cuál sea la situación o las pegas que le ponga su madre… Rito se tira al agua pase lo que pase. A veces Rito pone a prueba la paciencia maternal de Kanga, pero al final no hay nada más agradable que los mimos de su mamá cuando vuelve a su bolsa.
Mientras que las versiones en peluche de Winnie the Pooh, Piglet, Tigger, Igor y Kanga viven en la Biblioteca Pública de Nueva York, Rito se perdió en un campo de manzanos en los años 1930.
Wyatt Hall, el hijo de siete años del director Don Hall, fue contratado para hacer el chirrido -o voz temporal- de Rito. Hall dice que al principio su hijo no estaba muy entusiasmado, pero aceptó la oferta (después de sobornarle con algún que otro Transformer), y acabó convirtiéndose en la voz oficial de Rito. “Pero puede que hayamos creado un monstruo”, dice Hall. “Intentábamos enseñarle cómo decir alguna frase en especial y él nos contestaba: ‘No creo que Rito lo hubiera dicho así’.
Rito es un niño muy valiente y por eso tiene un montón de seguidores.
De la película: “Qué tal algo guay”, decía Rito, “¡como un petardo!”
CHRISTOPHER ROBIN (voz de Jack Boulter)
Christopher Robin es el único ser humano del Bosque de los Cien Acres y aunque es un niño pequeño, todas las criaturas acuden a él en busca de sus consejos y su amistad. Pero al que más quiere es a Winnie the Pooh. Ambos han corrido muchas aventuras juntos.
Christopher Robin sabe perfectamente que a Pooh le gusta meterse en líos… Se le oye a menudo diciendo que su amigo es un “¡Oso tontísimo!” Pero a pesar de los problemas que se busca la pandilla, Christopher Robin siempre está dispuesto a acudir a su rescate. Pero él también puede contar con ellos, porque para eso están los amigos. La verdad es que Christopher Robin no podría haber soñado con tener mejores amigos.
Christopher Robin lleva el nombre del hijo de A.A. Milne, Christopher Robin Milne. Para escribir estos cuentos clásicos, el autor se inspiró en su osito de peluche, que llevaba el nombre de un oso del Zoo de Londres.
El verdadero Christopher Robin nació en 1920.
La sincera amistad de Christopher Robin por sus amigos ha hecho las delicias de los lectores y del público desde que se publicó el primer libro en 1926.
De la película: “Eres un oso tontísimo”, decía Christopher Robin.
BACKSON (voz de Huell Howser)
El Backson es una criatura horrible, malvada y feroz que ha raptado a Christopher Robin. O eso es lo que Búho hace creer a la pandilla del Bosque de los Cien Acres. Según Búho, el Backson es una criatura gigante con cola, cuernos afilados, greñas y pelo rojo. No huele muy bien, salvo que los pies de los monos huelan bien, y es responsable de algunas de las cosas más fastidiosas de la vida: relojes que se paran, calcetines agujereados, lápices rotos y leche derramada… entre muchas otras. Pero, ¿el Backson existe de verdad? ¿O es que Búho ha interpretado mal la nota de Christopher Robin que dice “He salido. Tenía cosas que hacer. Vuelvo enseguida”?
Eric Goldberg fue supervisor de animación de la canción de Backson. “Para ilustrar a sus amigos cómo es un Backson y lo que hace, Búho empieza a pintar en una pizarra”, dice Goldberg. “Una vez que empieza a dibujar, entramos en el mundo de la tiza. Está animado y dibujado de forma demasiado elemental para que el público crea que lo ha dibujado de verdad Búho. Pero Búho convence a sus amigos y todos salen a buscar a la criatura que supuestamente tiene retenido a Christopher Robin”.
La “Canción de Backson” está interpretada por Craig Ferguson, la voz de Búho, acompañado por las voces de los amigos de Búho.
Animar música exige un bueno oído, y Goldberg reconoce que no lo tiene. Pero encuentra la forma de que funcione, al igual que hizo en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo) donde supervisó la animación de “Almost There”, la canción de Tiana.
DANDO FORMA AL CONJUNTO
La música de “Winnie the Pooh”
Los realizadores supieron desde el principio que la música sería un elemento importante de “Winnie the Pooh”. “Queríamos que la película empezase con la clásica canción de Winnie the Pooh”, dice el director Stephen Anderson. “Pero la pregunta era: ‘¿Cuál es la mejor forma de interpretarla para el público actual?’ Queríamos que tuviera el mismo encanto que la original, pero dándole un toque fresco, un tono contemporáneo”.
Recurrieron a la actriz/músico/compositora Zooey Deschanel para grabar la versión actualizada. “Su canción abre la película con mucha frescura, con muchísima energía”, dice Anderson. Y añade: “Es la mejor forma de empezar la película, dejando que el público sepa inmediatamente que se trata del mismo Winnie the Pooh de siempre, pero más actual”.
El productor Peter Del Vecho añade: “Todo el mundo conoce la canción de Winnie the Pooh. Es genial que un artista actual redescubra un clásico y eso es exactamente lo que ha hecho Zooey. Ella aporta su propia personalidad a la canción. Pero cuando nos presenta a los personajes es como si los conociera de toda la vida, lo que es verdad”.
“Soy una gran fan de Winnie the Pooh y de todos sus amigos”, dice Deschanel, que también toca el ukalele en la canción. “Resulta difícil elegir a uno: Winnie the Pooh es tan rico, le encanta la miel, es una monada. Igor es fantástico, me encanta Igor. Y Piglet es tan diminuto. Winnie the Pooh, Igor, Piglet y 
Tigger son inseparables”.
Entre otras canciones, Deschanel interpretó “A Very Important Thing to Do”, una canción que ayuda a ilustrar el reto al que se enfrentan los amigos del Bosque de los Cien Acres para buscar una nueva cola para Igor. Interpreta “So Long” con M. Ward su compañero de banda en She & Him, una canción que compuso Deschanel.
Los realizadores recurrieron al matrimonio formado por Robert Lopez y Kristen Anderson-Lopez para crear las canciones originales de la película. Además Anderson-Lopez también es la voz de Kanga en la versión en inglés. Lopez es el creador del musical “Avenue Q”, un gran éxito en Broadway. Además, juntos han escrito para Nickelodeon y Disney, incluyendo la versión teatral de “Finding Nemo” (Buscando a Nemo) y canciones para “The Wonder Pets” (Mascotas maravilla) que ganó dos Premios Emmy®.
Henry Jackman ha compuesto la banda sonora. Jackman es conocido por películas como “The Da Vinci Code” (El Código Da Vinci), “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” (Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto), “Pirates of the Caribbean: At World’s End” (Piratas del Caribe: En el fin del mundo) y “Monsters vs. Aliens” (Monstruos contra alienígenas).
“Con las aportaciones musicales de Bobby y Kristen Lopez, Zooey Deschanel y Henry Jackman, “Winnie the Pooh” está a la altura del legado musical de este clásico de Disney”, dice John Lasseter.
El productor ejecutivo, que propuso a los realizadores el reto de conservar las raíces clásicas de la película al tiempo que la hacía más atractiva para el público actual, afirma que está encantado con el resultado. “Estoy muy orgulloso del productor Peter De Vecho, de los directores Steve Anderson y Don Hall, y de todo el equipo de ‘Winnie the Pooh’ por insuflar nueva vida a los personajes de Winnie the Pooh”, dice Lasseter. Y añade: “y por hacer una película tremendamente divertida y absolutamente maravillosa que va a gustar al público de todas las edades y del mundo entero.”
LOS REALIZADORES
STEPHEN ANDERSON (Director) se incorporó a Walt Disney Feature Animation en 1995 como artista de historia en “Tarzan” (Tarzán). Antes de trabajar en tareas de dirección en “Winnie the Pooh”, colaboró como director en “Meet the Robinsons” (Descubriendo a los Robinson) de 2007.
Entre sus créditos en el departamento de historias de WADS están “The Emperor’s New Groove” (El emperador y sus locuras) y “Brother Bear” (Hermano Oso). En ambas películas trabajó como supervisor de historia.
Antes de incorporarse a Disney, Anderson trabajó como animador en Hyperion Animation en “Rover Dangerfield” (Nuestro amigo favorito) y “Bebe’s Kids”. Debutó como director en la serie de televisión “The Itsy Bitsy Spider”.
Anderson creció en Plano, Texas. Después estudió en el prestigioso California Institute of the Arts, donde también fue profesor de creación de historias durante cinco años.
Actualmente reside en Canyon Country, California, con su mujer Heather y su hijo Jacob.
Antes de asumir el papel de director en “Winnie the Pooh”, DON HALL (Director) trabajó como responsable de historia en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo) de 2009. Como responsable de historia, trabajó mano a mano con los directores en las sesiones de montaje y grabación; entre sus tareas estaban la supervisión del equipo de creación de historia, las secuencias de storyboard y el guión.
Hall empezó su carrera en Walt Disney Animation Studios en junio de 1995, como aprendiz de creación de historia en “Tarzan” (Tarzán). Trabajó como artista de storyboard en “The Emperor’s New Groove” (El emperador y sus locuras), “Chicken Little” y en el desarrollo de varios proyectos. En “Meet the Robinsons” (Descubriendo a los Robinson), le ascendieron a responsable de historia. Fue nominado a un Premio Annie Award por el storyboard de “The Emperor’s New Groove” (El emperador y sus locuras), y su trabajo en “Meet the Robinsons” (Descubriendo a los Robinson) le valió una segunda nominación.
Hall se licenció en dibujo y pintura en la Universidad de Iowa y también en animación de personajes en el California Institute of the Arts. Después de graduarse en Cal Arts, volvió a la universidad como profesor de desarrollo de narración.
Hall nació en Glenwood, Iowa. Actualmente reside en Pasadena con su mujer y sus dos hijos.
Antes de aventurarse con el Bosque de los Cien Acres, PETER DEL VECHO (Productor) fue productor de “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo), el largometraje de animación de Walt Disney número 49. La película le reunió con los directores Ron Clements y John Musker, creadores de “The Little Mermaid” (La Sirenita) y “Aladdin” (Aladino).
Del Vecho llegó a Disney Animation Studios en 1995, con una amplísima experiencia en la producción teatral. Después de trabajar en numerosos teatros de Nueva York y de la Costa Este de Estados Unidos, se unió el prestigioso Guthrie Theater, donde permaneció nueve años, hasta 1995. Su pasión por trabajar en equipo en un entorno artístico lo llevó a Disney en 1995.
Como jefe de producción de “Hercules” (Hércules), fue el responsable de dirigir un equipo de producción de 300 artistas y ayudar a llevar esta aventura épica al cine. Su siguiente crédito fue el de productor asociado de “Treasure Planet” (El planeta del tesoro) en 2002. También fue productor asociado de la aventura animada de 2005 “Chicken Little”, el primer largometraje animado en 3D, en el que además se implicó en el ámbito creativo.
Del Vecho nació y creció en Boston, Massachusetts y mostró desde muy pequeño un gran interés por la música y el teatro: estudió producción teatral en la Universidad de Boston donde se graduó en Bellas Artes. Después trabajó como director de escena en varios teatros de la Costa Este de Estados Unidos antes de pasar nueve años en el reconocido teatro Guthrie Theater de Minneapolis.
Además de sus éxitos como realizador de cine, Del Vecho tiene una encantadora esposa, Jane, y es padre de Gregory y Georgina, sus mellizos de 13 años. También tiene una licencia de Piloto Deportivo de la FAA, y pilota su propio superligero por la zona de Los Angeles.
JOHN LASSETER (Productor Ejecutivo) ha sido galardonado con dos Premios de la Academia® y supervisa el aspecto creativo de todas las películas de Walt Disney y Pixar Animation Studios, así como otros proyectos relacionados. Lasseter debutó como director en 1995 con “Toy Story” (Toy Story [Juguetes]), el primer largometraje de animación generado por ordenador, y desde entonces ha dirigido “A Bug’s Life” (Bichos, una aventura en miniatura), “Toy Story 2” y “Cars”. Este verano se vuelve a poner al volante de “Cars 2”.
Entre sus créditos como productor ejecutivo se encuentran “Monsters, Inc.” (Monstruos, S.A.), “Finding Nemo” (Buscando a Nemo), “The Incredibles” (Los increíbles), “Ratatouille”, “WALL•E”, “Bolt”, y “Up” (Up, una aventura en altura), la película del año pasado aclamada por la crítica. Fue la primera película de animación que ha inaugurado el Festival de Cine de Cannes en toda su historia. Además fue galardonada con dos Premios de la Academia® a la Mejor Película de Animación y a la Mejor Banda Sonora Original. Lasseter también ha sido productor ejecutivo de la película nominada a los Oscar® de Disney “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo) y “Tangled” (Enredados), así como el éxito más reciente de crítica y taquilla de Disney•Pixar, “Toy Story 3”, basada en una historia escrita por Lasseter, Andrew Stanton y Lee Unkrich.
Lasseter escribió, dirigió y animó los primeros cortometrajes de Pixar, entre los que se encuentran “Luxo Jr.”, “Red’s Dream”, “Tin Toy” y “Knick Knack”. “Luxo Jr.” fue la primera película animada por ordenador en tres dimensiones que resultaba nominada a un Oscar de la Academia® al Mejor Cortometraje Animado en 1986; “Tin Toy” fue la primera película animada por ordenador que ganaba un Oscar de la Academia® cuando fue elegida Mejor Cortometraje de Animación en 1988. Lasseter ha sido productor ejecutivo en posteriores cortometrajes del estudio como “Boundin’”, “One Man Band”, “Lifted”, “Presto”, “Partly Cloudy”, “Day & Night”, y el ganador de un Premio de la Academia®- “Geri’s Game” (1997) y “For the Birds” (2000).
Bajo la supervisión de Lasseter, los largometrajes y los cortos animados de Pixar han recibido multitud de premios y galardones del mundo del cine. En 1995, Lasseter recibió un Oscar® especial por su capacidad de liderazgo en la dirección del equipo de “Toy Story (Juguetes)”. Obtuvo también, junto al resto del equipo de guionistas de “Toy Story” (Toy Story. Juguetes), una nominación a los Oscar® al Mejor Guión Original. Fue la primera vez que una película de animación era reconocida en esa categoría.
En 2009, Lasseter fue premiado en la edición número 66 del Festival de Venecia con el León de Oro a toda una carrera. Al año siguiente, recibió el David O. Selznick Achievement Award que concede la Asociación de Productores de América. Fue el primer productor de películas animadas que recibía este galardón. Entre otros galardones recibidos por Lasseter cabe destacar el premio Outstanding Contribution to Cinematic Imagery que le concedió en 2004 la Asociación de Directores Artísticos y un título honorífico del American Film Institute. Además, en 2008 fue galardonado con el premio Winsor McCay otorgado por ASIFA-Hollywood como reconocimiento a su trayectoria y aportación al arte de la animación.
Antes de incorporarse a Pixar en 1986, Lasseter fue miembro del departamento de informática de Lucasfilm Ltd., donde diseñó y animó “The Adventures of Andre and Wally B” (Las aventuras de André y Wally B), la primera película de animación por ordenador en 3D basada en personajes, y creó por ordenador el personaje del Caballero de la Vidriera en la producción de Steven Spielberg de 1985 titulada Young Sherlock Holmes (El Joven Sherlock Holmes).
Lasseter formó parte de la primera promoción del programa de Animación de Personajes del California Institute of the Arts donde se graduó en 1979. Lasseter es el único en haber ganado dos veces el Premio para Estudiantes de la Academia a la Animación por “Lady and the Lamp” (1979) y “Nitemare” (1980) que realizó cuando estudiaba en CalArts. Logró su primer premio con 5 años cuando ganó quince dólares en el Model Grocery Market de Whittier, California, por un dibujo a lápiz del Jinete sin Cabeza.
BURNY MATTINSON (Artista Senior de Historia) es uno de los pocos artistas que quedan de los que trabajaron con Walt Disney y sigue formando parte de Walt Disney Animation Studios. Uno de los hitos de la extensa carrera de Mattinson fue una nominación a los Oscar de la Academia® de 1983 de su cortometraje animado “Mickey’s Christmas Carol” (Una Navidad con Mickey), que volvió a llevar a Mickey Mouse a la gran pantalla tras 30 años de ausencia.
El veterano realizador de Disney había trabajado en clásicos como “Lady and the Tramp” (La Dama y el Vagabundo), “101 Dalmatians” (101 Dálmatas) “The Sword in the Stone” (Merlín el encantador), “The Jungle Book” (El libro de la selva) y “The Rescuers” (Los rescatadores). Desempeñó un papel clave en el equipo de historias en clásicos contemporáneos de Disney como “Aladdin” (Aladino), “Beauty & the Beast” (La Bella y la Bestia), “The Lion King“ (El Rey León), “Pocahontas”, “Mulan” (Mulán), “The Hunchback of Notre Dame” (El Jorobado de Notre Dame), “Tarzan” (Tarzán) y más recientemente, en el famoso cortometraje de Goofy “How to Hook Up Your Home Theater” (Cómo conectar tu Home Cinema, por Goofy).
Mattinson nació en San Francisco y todavía recuerda el profundo impacto que le causó “Pinocchio” (Pinocho) cuando lo vio a los 6 años. A los 12 dibujaba personajes de Disney y soñaba con ser artista de dibujos animados.
En 1953, Mattinson empezó su carrera trabajando en el departamento de distribución de correo de Disney. Tenía 18 años y ninguna formación artística formal. A los seis meses dejó de ocuparse del correo y ascendió a intercalador en “Lady and the Tramp” (La Dama y el Vagabundo).
Después fue ayudante de animación en “Sleeping Beauty” (La Bella Durmiente) (a las órdenes del legendario Marc Davis) y continuó ejerciendo esta tarea en “101 Dalmatians” (101 Dálmatas). Pasó los 12 años siguientes colaborando con Eric Larson en películas como “The Sword in the Stone” (Merlín el encantador), “The Jungle Book” (El libro de la selva) y “The Aristocats” (Los Aristogatos).
En 1972, después de completar un programa de formación interno, se convirtió en animador en “Robin Hood” y primer animador en “Winnie the Pooh and Tigger Too” (Winnie The Pooh… ¡y Tigger también!). Después trabajó como diseñador de storyboards y títulos en “The Rescuers” (Los rescatadores) y “The Fox and the Hound” (Tod y Toby), antes de dirigir “Mickey’s Christmas Carol” (Una Navidad con Mickey) en 1983. En 1984, Mattinson escribió, produjo y dirigió “The Great Mouse Detective” (Basil, el ratón superdetective).
Antes de unirse al equipo del Bosque de los Cien Acres, MARK HENN (Supervisor de Animación de Winnie the Pooh y Christopher Robin) trabajó como supervisor de animación de la princesa Tiana en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo), ayudando a diseñar el personaje y supervisar su animación durante toda la película.
Henn se incorporó a Walt Disney Animation Studios en 1980 como intercalador en “The Fox and the Hound” (Tod y Toby). En menos de un año ascendió a animador, formando parte del equipo responsable de la animación de Mickey Mouse en “Mickey’s Christmas Carol” (Una Navidad con Mickey). Como animador en “The Black Cauldron” (Tarón y el caldero mágico), Henn trabajó en el secuaz del Rey Astado, Creeper, en el peludo Gurji y en el juglar flewddur Flam. Creó la animación de Goofy en “How to Hook Up Your Home Theater” (Cómo conectar tu Home Cinema, por Goofy) dentro del programa de cortometrajes de Disney. También se encargó de la animación en las secuencias finales del éxito de Walt Disney Studios, “Enchanted” (Hechizada).
Desde que se incorporó a Disney, Henn ha ido cobrando prestigio y se ha convertido en uno de los artistas más respetados del sector. En su primer proyecto como supervisor de animación, Henn se encargó de la animación de Basil, del Dr. Dawson, de Olivia y de Flaversham en “The Great Mouse Detective” (Basil, el ratón superdetective). Desde entonces, ha seguido trabajando como supervisor de animación, dando vida a Oliver, Dodger, Jenny y Fagin en “Oliver & Company” (Oliver y su Pandilla); a Ariel en “The Little Mermaid” (La Sirenita); a Bernard y Bianca en “The Rescuers Down Under” (Los Rescatadores en Cangurolandia); a Mickey, al Príncipe y a Goofy en el cortometraje animado “The Prince and the Pauper” (El Príncipe y el mendigo); a Bella en “Beauty and the Beast” (La Bella y la Bestia); a Jasmine en “Aladdin” (Aladino); al joven Simba en “The Lion King” (El Rey león); a la atrevida y arrolladora heroína de “Mulan” (Mulán), así como a su padre Fa Zhou; a las bailarinas de hula en la secuencia de apertura de “Lilo & Stitch” (Lilo y Stitch); y a Grace en “Home on the Range” (Zafarrancho en el rancho). También trabajó como animador en el personaje principal de “Pocahontas”. En el año 2000, Henn cambió sus lápices por la silla del director y dirigió el galardonado cortometraje “John Henry” que está basado en una leyenda popular norteamericana.
Henn nació en Dayton, Ohio y desde los 7 años tuvo claro que quería ser animador después de ver el clásico de Disney, “Cinderella” (Cenicienta). En 1980, acabó con éxito el programa de animación de personajes en el California Institute of the Arts. Después empezó su carrera en Disney, donde su mentor fue Eric Larson, el legendario animador de Disney. Henn colecciona antigüedades y es un gran aficionado a la historia americana. Actualmente reside en el Valle de Santa Clarita con su familia.
RANDY HAYCOCK (Supervisor de Animación de Igor) se ha encargado del diseño y de la animación de Igor en ”Winnie the Pooh”, colaborando en la desarrollo del aspecto y la personalidad del personaje, además de trabajar con los directores para que Igor encajara en la visión que ellos tenían. Trabajó también como supervisor de animación de Naveen en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo).
Haycock creció en Grand Junction, Colorado, y quería ser paleontólogo. Después quiso ser ilustrador de libros, pero a los 15 años vio el clásico “Fantasía” y decidió que quería ser animador en los Walt Disney Animation Studios. Su deseo se hizo realidad unos años después, tras estudiar en la Brigham Young University y en el California Institute of the Arts.
Antes de incorporarse al equipo de Disney en febrero de 1992 como intercalador en el largometraje ”Aladdin” (Aladino), adquirió experiencia trabajando en el diseño de personajes en una serie animada de televisión.
Después de ”Aladdin” (Aladino), trabajó como animador en las siguientes películas de Disney: ”The Lion King” (El Rey León), “Pocahontas”, “Hercules” (Hércules) (supervisando a Baby y al joven Hércules), “Tarzan” (Trazán) (supervisando a Clayton), ”Atlantis: The Lost Empire” (Atlantis, el Imperio Perdido) (supervisión de la princesa Kida),”Treasure Planet” (El planeta del tesoro), ”Chicken Little” y ”Meet the Robinsons” (Descubriendo a los Robinson) (supervisión de Franny, Fritz, Petunia, Laszlo y Tallulah), así como la animación de Goofy en el cortometraje ”How to Hook Up Your Home Theater” (Cómo conectar tu Home Cinema, por Goofy). Haycock también ha creado la animación en el cortometraje de próximo estreno titulado “The Ballad of Nessie” (La Balada de Nessie).
Haycock vive con su mujer, cinco hijos y tres perros en Santa Clarita, California.
DALE BAER (Supervisor de animación de Búho) siempre quiso trabajar en Disney. Desde que tenía 8 años deseaba volar como Peter Pan. Se incorporó a Walt Disney Animation Studios en 1971 en el recién estrenado Programa de Formación de Animación. La primera producción de Baer fue “Robin Hood” donde se ocupó de varias tareas, de los intercalados y la limpieza y también de la animación. Entre sus primeros trabajos están “The Rescuers” (Los rescatadores) y “Winnie the Pooh and Tigger Too” (Winnie The Pooh… ¡y Tigger también!).
El siguiente trabajo de Baer fue como freelance a través de su empresa Baer Animation. Entre sus proyectos se incluyen la animación de “The Black Cauldron” (Tarón y el caldero mágico), “The Prince and the Pauper” (El Príncipe y el mendigo), “Mickey’s Christmas Carol” (Una Navidad con Mickey) y “The Great Mouse Detective” (Basil, el ratón superdetective). También trabajó como supervisor de animación en “Who Framed Roger Rabbit” (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), para la unidad de Los Ángeles.
En 1998 volvió a Disney y no tardó en ascender al puesto de supervisor de animación del personaje de Yzma en “The Emperor’s New Groove” (El emperador y sus locuras), ganando un Premio Annie en la categoría de Mayor Logro Individual en Animación de Personajes en 2001. Se encargó de supervisar la animación de Wilbur en “Meet the Robinsons” (Descubriendo a los Robinson), y colaboró en la animación y el diseño de personajes en varios cortometrajes.
Baer nació en Denver, Colorado, y estudió en el Instituto de Arte Chouinard. Actualmente vive en Leona Valley, California, con sus perros, gatos y llamas.
ANDREAS DEJA (Supervisor de Animación de Tigger) trabajó como supervisor de animación de Mama Odie y Juju en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo) antes de hacerse cargo de Tigger en “Winnie the Pooh.”
En 2007, Deja recibió el prestigioso Premio Winsor McKay a toda una carrera que concede la International Animation Film Society – Hollywood por su gran aportación a la animación.
Deja solicitó un trabajo como animador de Disney cuando tenía 10 años. Deja nació en Polonia y creció en Alemania. Recuerda que escribió al estudio después de ver “The Jungle Book” (El libro de la Selva). El estudio le contestó diciendo que no tenían plazas vacantes, pero que siempre estaban buscando nuevos talentos. Esta respuesta le dio la motivación que necesitaba para conseguir su objetivo y a los 23 años tras terminar sus estudios de comunicación visual en la Folkwangschule de Essen, Alemania, volvió a solicitar un puesto y fue aceptado.
Después de trabajar con Eric Larson, uno de los legendarios “nueve ancianos” de Disney, Deja pasó varias pruebas y colaboró en el diseño de personajes, en investigación de vestuario y animación en “The Black Cauldron” (Tarón y el caldero mágico). Su siguiente misión fue “The Great Mouse Detective” (Basil, el ratón superdetective), donde se encargó de la Reina Ratón y de su melliza robótica. Deja colaboró en el diseño de muchos de los personajes de “Oliver & Company” (Oliver y su pandilla). También hizo algunas animaciones antes de que le enviasen un año a Londres para trabajar como animador jefe en “Who Framed Roger Rabbit?” (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), bajo la dirección de Richard Williams.
En “The Little Mermaid” (La Sirenita) Deja supervisó la animación de Tritón, un personaje muy potente que exigía grandes dotes como dibujante así como fuerza interpretativa. En el musical animado “Beauty and the Beast” (La Bella y la Bestia), galardonado con un Premio de la Academia®, Deja fue supervisor de animación del primero de los muchos villanos de Disney, el pomposo e intolerante Gastón.
Siguió con este tipo de personajes oscuros animando al malvado visir Jafar en “Aladdin” (Aladino), el musical animado de Disney que cosechó un enorme éxito. También supervisó la animación de Scar, el villano hambriento de poder del “The Lion King” (El Rey león), que se convirtió en una de las cintas de más éxito de los Estudios Walt Disney, así como uno de los más rentables de la historia del cine. Entre los créditos de Deja cabe destacar “Runaway Brain”, el primer cortometraje de Mickey Mouse desde 1953. Supervisó la animación del famoso ratón en las instalaciones de la compañía en París. Trabajó como animador de supervisión de los personajes principales de la comedia épica animada “Hercules” (Hércules), así como del personaje de Lilo en “Lilo & Stitch” (Lilo y Stitch). Creó el personaje animado del padre de Bambi en “Bambi II” para DisneyToon Studios, y el de Goofy en “How to Hook Up Your Home Theater” (Cómo conectar tu Home Cinema, por Goofy).
ERIC GOLDBERG (Supervisor de Animación de Rabbit y de Backson Song) es un veterano director, diseñador y animador que ha trabajado en Nueva York, Londres y Hollywood, creando largometrajes, anuncios publicitarios, secuencias de títulos y especiales de televisión tanto en el mundo de la animación dibujada a mano como generada por ordenador. Goldberg fue supervisor de animación de Louis, el caimán que toca la trompeta en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo), la película de animación dibujada a mano.
Las primeras incursiones de Goldberg en el cine en Super-8 le hicieron acreedor de varios Kodak Teenage Movie Awards, incluyendo el Gran Premio en los cursos de verano de 1974 en la Universidad del Sur de California. Recibió una beca para estudiar en el Pratt Institute de Brooklyn, Nueva York, donde se graduó en ilustración además de seguir cursos de animación y cine.
Uno de sus primeros trabajos profesionales fue como animador freelance (cuando todavía estaba estudiando) que le llevó a conseguir un trabajo a tiempo completo como ayudante de animador en “Raggedy Ann and Andy” de Richard Williams. Cuando acabó el rodaje, Williams invitó a Goldberg a trabajar en su estudio de Londres como director/animador de infinidad de anuncios para televisión. Tuvo la suerte de trabajar con Ken Harris, que le enseñó las técnicas que Harris había aprendido como mejor animador de Chuck Jones. La colaboración de Goldberg con Williams continuó en Los Angeles, donde Goldberg fue director de animación de “Ziggy’s Gift”, ganadora de un Emmy® y basada en la famosa tira cómica de periódico.
Goldberg y su mujer Susan (una artista de animación que también ha hecho las veces de directora artística en sus proyectos) regresaron a Londres, donde cofundó Pizazz Pictures, un estudio de anuncios publicitarios con una cartera de clientes internacionales. Dirigió anuncios utilizando las técnicas más diversas, desde la ‘cel-animation’ y la pintura, la animación fotograma a fotograma y la pixelización, pasando por la combinación de acción real y animación y la composición digital.
Disney contrató a Goldberg en lo que se convirtió en una estancia de diez años en el estudio. Empezó supervisando la animación del Genio de “Aladdin” (Aladino). Fue codirector de la famosísima “Pocahontas” y se encargó de la animación del sátiro Phil en “Hercules” (Hércules) a quién Danny DeVito prestó su voz. Después dirigió, escribió y animó dos secuencias de “Fantasia/2000” (“Carnaval de los Animales” y “Rhapsody in Blue”). Su mujer Susan fue directora artística en ambos trabajos.
Goldberg ha experimentado con las técnicas más avanzadas de animación por ordenador que reproducen la fluidez del método ‘squash and stretch’ (compresión y extensión)” de la mejor animación dibujada a mano. El resultado de sus experimentos fue la atracción Magic Lamp Theater en el parque temático DisneySea de Tokio, cuya estrella es el personaje del Genio en 3D. También dirigió “A Monkey’s Tale”, un cortometraje animado de 12 minutos en alta definición para un centro cultural budista en Hong Kong.
Antes de participar en “Winnie the Pooh”, BRUCE SMITH (Supervisor de Animación de Piglet, Kanga, Rito) trabajó como supervisor de animación del villano Dr. Facilier en “The Princess and the Frog” (Tiana y el sapo). Los supervisores de animación establecen el estilo de sus personajes y dirigen la realización. En este cargo, Smith supervisa un equipo de animadores con el fin de garantizar el nivel de calidad que se espera de los Walt Disney Animation Studios.
Smith se incorporó a Walt Disney Animation Studios en 1988. Creó números de animación para los parques temáticos, mientas realizaba la animación de películas como “Tarzan” (Tarzán), “The Emperor’s New Groove” (El emperador y sus locuras) y “Home on the Range” (Zafarrancho en el rancho).
A Smith siempre le interesó el arte de la animación. Después de estudiar animación de personajes en Cal Arts, Smith probó en varios estudios de animación antes de aterrizar en Disney. Allí trabajó en su primera película, “Who Framed Roger Rabbit?” (¿Quién engañó a Roger Rabbit?).
A lo largo de su carrera, Smith ha trabajado en un sinfín de proyectos innovadores. Fue director de “Bebe’s Kids” y director de animación en “Space Jam”. Smith trabajó como productor ejecutivo y creativo en “The Proud Family” (Los Proud), la popular serie de televisión animada de Disney Channel.
ROBERT LOPEZ (Canciones Originales) ha ganado un Premio Tony® como co-compositor del musical de enorme éxito titulado “Avenue Q” que estuvo seis años representándose en Broadway y cuatro en el West End de Londres, y que ahora lleva dos años en el off-Broadway. El siguiente proyecto de Lopez es el musical “The Book of Mormon”, que ha escrito junto con Trey Parker y Matt Stone (“South Park”), y que se estrena en Broadway en marzo de 2011; así como “Up Here”, un nuevo musical escrito con su mujer, KRISTEN ANDERSON-LOPEZ (Canciones Originales, Voz de Kanga), cuyo espectáculo, titulado “In Transit”, se representó hace poco en el off-Broadway. Lopez ha co-escrito el episodio musical de la serie “Scrubs”, y Lopez y Anderson-Lopez han compuesto para Nickelodeon y Disney, incluyendo la versión teatral de “Finding Nemo” (Buscando a Nemo), y canciones para “The Wonder Pets” (Mascotas maravilla) (ganador de dos Premios Emmy®).
HENRY JACKMAN (Compositor) estudió música clásica en el Reino Unido, en el Coro de la Catedral de San Pablo, en Eton y en la Universidad de Oxford. Su insaciable interés por la tecnología y la cultura contemporánea le llevó a mezclar su educación formal con los ritmos urbanos de la música de club y la revolucionaria producción de sonidos electrónicos. Henry tiene una exitosa y ecléctica carrera en la industria del cine y la música. Su obra musical va desde números unos en las listas de éxitos hasta lo esotérico, y desde los éxitos en las taquillas de verano a los proyectos de cine de autor. Posee un abanico único de cualidades que incluyen una formación en composición clásica, arreglos orquestales, la programación de ritmos, el diseño de sonido, la producción y las mezclas.
En los últimos años, Henry ha hecho una sorprendente y espléndida transición a las bandas sonoras para el cine. A principios de 2006, llamó la atención de Hans Zimmer, ganador de un Oscar® y uno de los compositores de más éxito de todos los tiempos. Esta fructífera asociación se ha materializado en un gran número de créditos y colaboraciones en algunas de las películas más rentables de los últimos años como “The Da Vinci Code” (El Código Da Vinci), “Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest” (Piratas del Caribe: El Cofre del hombre muerto), “The Holiday”, “Pirates of the Caribbean: At World’s End” “Piratas del Caribe: En el fin del mundo), “The Simpsons Movie” (Los Simpson: la película), “Kung Fu Panda”, “Hancock”, “The Dark Knight” (El caballero oscuro), y “It’s Complicated” (No es tan fácil). En 2009 compuso toda la música de “Monsters vs. Aliens” (Monstruos contra Alienígenas), para Dreamworks Animation, y durante el verano compuso la banda original del biopic “Henri 4” (de Ziegler Films, Alemania), estrenada en marzo de 2010. El siguiente proyecto de Jackman fue “Kick-Ass” (Kick-Ass: listo para machacar) (Marv Films / Plan B Entertainment), grabado en Air Studios, en enero de 2010 y estrenado en abril.
La película más reciente de Jackman es “Gulliver’s Travels”(Los viajes de Gulliver) (de 20th Century Fox), que se estrenó en la Navidad de 2010. Jackman escribió la música original del último estreno de 20th Century Fox, “X-Men: First Class” (X-Men: Primera generación). Además se encargará de la banda sonora de “Puss in Boots” (El gato con botas) de DreamWorks Animation.
La Orquesta Sinfónica de Londres y la Filarmónica de Los Ángeles han interpretado y grabado las singulares composiciones orquestales de Jackman. Su capacidad para trabajar con grandes músicos y directores de orquesta es una parte esencial de su trabajo. Además de componer música para películas, Jackman también ha encontrado tiempo para grabar sus propios álbumes. “Utopia” (Utopía), publicado en West One Music, combina el sonido de los coros lituanos con música electrónica y una producción muy innovadora. En 2005, él mismo escribió, programó, realizó los arreglos y las mezlas y produjo “Transfiguration”, publicado por KPM Music. Las influencias de este álbum son de lo más variadas, desde los Salmos de David hasta la poesía de Herman Hesse. Realizó “Acoustica”, publicado también por KPM Music, en colaboración con el galardonado guitarrista y compositor Augustus Isadore. Antes de terminar “Utopia”, “Transfiguration” y “Acoustica”, la obra de Jackman dentro de la industria musical ha sido muy variada y goza de gran prestigio. Sus créditos en la programación incluyen proyectos con Mike Oldfield, Marc Almond, Coolio y Kirsty McColl. Colaboró con Andy Gardner (Plump DJ) en la producción de una serie de remixes de música de baile que estuvieron en los primeros puestos de las listas de este tipo de música y que fueron escogidas para Pete Tong’s Essential Selection, para artistas como Kele le Roc y Boyzone. Al mismo tiempo trabajó con Michael Gordon, un compositor minimalista que vive en Nueva York, en su composición “Weather”, para Coalition Records.
Poco tiempo después, Jackman trabajó con el legendario Trevor Horn, programando e interpretando arreglos para cuerdas para el tema de la película “Anastasia” de 20th Century Fox. Richard Marx y Donna Lewis cantaron la canción ‘In the Beginning’. Con Trevor Horn también produjo “Born On A Sunday” para el álbum del grupo Art of Noise titulado “The Seduction of Claude Debussy”. Mientras tanto, produjo música pop para artistas como Gary Barlow de Take That (que llegó al número tres de las listas del Reino Unido) y Justin. Además de sus tareas de productor, Henry sigue componiendo música que se utiliza habitualmente en CNN News, la BBC, el “Show de Oprah Winfrey” y The Discovery Channel. Jackman colaboró con el cantante Seal, conocido en todo el mundo. Trabajaron juntos en la composición y producción de “This Could Be Heaven” para la película “The Family Man”, protagonizada por Nicholas Cage.
Después de ocho años de éxito ininterrumpido en la industria de la música con artistas, productores, escritores y músicos ganadores de discos de platino, Jackman se ha dedicado a la composición de bandas sonoras, aportando su bagaje de valiosas experiencias y conocimientos sobre producción.